Llámanos al 811-516-36-97 📞

Descubre la flor de Chiapas que está en peligro de extinción

Chiapas es uno de los estados mexicanos que destaca entre los demás por su variada producción agrícola. Asimismo, en sus tierras se cultivan un sinfín de tipos de plantas y flores, que sólo se encuentran en este estado. La tillandsia de Chiapas o Tillandsia Chiapensis, es una de sus plantas propias y actualmente se considera como una especie en peligro de extinción.

Tillandsia Chiapensis es una de las más de 700 especies del género de la tillandsia y que pertenece a la familia de las bromelias. Se encuentra generalmente en los acantilados de los espectaculares cañones de Chiapas.

La mayoría de las plantas de este género son epífitas, porque crecen enlazadas por las raíces a los árboles, sin ser parásitas. Las raíces les sirven únicamente como sujeción, tomando el agua y los nutrientes a través de las hojas, literalmente del aire.

Delicada belleza

La tillandsia de Chiapas es una planta perenne, lo que quiere decir que crece en suelos de frescos a húmedos. Se utilizan también como plantas de interior o de invernadero por su atractivo aspecto y lo peculiar de su cultivo, ya que no necesitan sustrato para crecer.

Prefiere la luz del sol indirecta o difusa en verano, por lo que requiere protección contra el calor del sol del mediodía. Invierno es la única época en la que acepta el sol directo. Si se encuentra en el interior se debe poner cerca de una ventana soleada.

Durante el verano es aconsejable rociarla con agua vaporizada una vez al día y tres veces a la semana en el otoño y el invierno. Las plantas en flor son más susceptibles a la putrefacción y no deben ser empapadas. La tillandsia no puede sobrevivir con agua constante, ni siendo plantado en tierra.

Una flor particular

Aunque la flor de tillandsia de Chiapas no es tan vistosa como la de otras especies, ciertamente tiene una forma particular muy hermosa con pétalos confusos, dispuestos en una espiga abierta ampliamente extendida con partes violáceas. Puede crecer hasta 18 pulgadas, pero generalmente es mucho más pequeña.

Después de florecer, la planta formará plántulas alrededor de la planta madre. Deben dejarse sin remover lo más posible, ya que la planta los sigue desarrollando a su alrededor formando una colonia.

Abono y cuidado con las plagas

Esta planta debe rociarse con fertilizante especial para plantas de interior, una vez cada dos semanas en primavera y verano; así como una vez cada cuatro semanas en otoño e invierno.

En lo que respecta a las plagas y enfermedades, la tillandsias es una especie muy resistente y no suele dar complicaciones. Sin embargo, las plagas más comunes que las afectan son las cochinillas, ácaros y determinadas especies de hongos. Para controlar cualquier ataque debe ser combatido con un insecticida o control biológico.

La tillandsia de Chiapas es una planta que produce su flor solamente una vez antes de morir, pero las plántulas que surgen alrededor de la planta en flor continuarán viviendo.

Gracias a la contaminación, poco a poco ha ido desapareciendo de su hábitat natural. Es por ello que debemos actuar para cultivarla en condiciones adecuadas y preservar su especie, como parte de la bellísima flora mexicana.

 

Dejar un comentario