Llámanos al 811-516-36-97 📞

Consejos para cuidar tu jardín vertical en época de calor

Si durante la primavera las plantas de tu jardín vertical te han estado llenando de alegría y color, ayúdalas para que puedan sobrellevar los calores intensos del verano. Con temperaturas rondando los 30°, las plantas desarrollan más necesidades de agua y nutrientes para crecer y florecer.

Hay tres aspectos fundamentales que debemos tomar en cuenta en el cuidado de las plantas y el mantenimiento de los jardines (verticales o no) durante las altas temperaturas.

Riego

El sol y el agua pueden ocasionar dos problemas: la evaporación del agua de riego y la producción de quemaduras en las hojas de las plantas. Para evitar que las plantas de jardines verticales de exterior sufran quemaduras por el sol al entrar en contacto con el agua y ayudar a la tierra a conservar la humedad por más tiempo, riega a primera hora de la mañana o al final de la tarde, pero nunca lo hagas durante las horas de más horas de sol. 

Los riegos profundos son más recomendables en épocas estivales ya que permiten a la tierra absorber mejor el agua y a las raíces desarrollarse más profundo y más resistentes.  

En cuanto a la cantidad o frecuencia del riego, siempre recomendamos revisar el estado del sustrato y de las plantas, pero en épocas veraniegas la mayoría de las plantas expuestas al exterior requerirán un riego diario.

El abonado

Los meses de primavera y verano son cuando las plantas están más activas y crecen más, por lo que es la mejor época para abonar el jardín. En Huichol recomendamos utilizar productos orgánicos para el abonado. 

Al final del verano vuelve a abonar de forma seguida pero más suave, pues en esta época y hasta a mediados del otoño las plantas realizan un segundo proceso de crecimiento. Enfócate en las raíces y escoge un abono más rico en fósforo y potasio.

Las plagas

Las plagas se reproducen muy rápido en esta época del año; es cuando aparecen en busca de agua y alimento debido a las condiciones ambientales favorables. Ten cuidado con no encharcar tus plantas ni regar durante la noche, ya que el exceso de humedad favorece su aparición.

Los jardines verticales son menos propensos a los insectos dañinos, pero te vendría bien aplicar un tratamiento preventivo. Si has tenido ya alguna plaga, como el pulgón o la cochinilla, no bajes la guardia y aplica un plaguicida cada quince días.

También puedes optar por plantas con alta resistencia al calor para tu jardín vertical, aquellas que sean capaces de tolerar las altas temperaturas y sequías sin grandes cuidados.

Por último, sólo te queda disfrutar de tu jardín y el agradable clima que nos acompaña en estos meses cálidos. Es el momento de ponerte en contacto con la naturaleza y ver cómo florece a tu alrededor.

 

Dejar un comentario