Llámanos al 811-516-36-97 📞

¿Conoces las flores en forma de corazón? ¡Un perfecto regalo para San Valentín!

Caminan dos enamorados por una plaza. De repente se detienen y él sorprende a su amada entregándole un ramillete de flores. Ella cae rendida a sus pies. Y es que las flores representan el obsequio más tierno que se puede recibir, justo lo que muchos tienen pensado regalar el próximo día de San Valentín. Aunque existen millones de especies en el mundo, algunas destacan por su forma de corazón.

Aunque algunos podrían considerarlo un cliché, regalar flores es un buen obsequio, siempre y cuando elijas cuidadosamente el tipo que regalarás. Además de ser hermosas, las flores engalanan los espacios y por supuesto, son perfectas para esta ocasión. Conoce dos tipos que te encantarán.

Corazón sangrante (Lamprocapnos spectabilis)

Esta flor es originaria de Asia y se encuentra desde Siberia hasta Japón, por lo cual muchas personas tienen acceso a ella. Una característica interesante es que su tamaño puede llegar hasta los 65 centímetros de altura. A esta especie se le conoce con varios nombres, entre el que también se encuentra “corazón de la virgen”.

Estas flores son especiales para ser cultivadas en climas templados que tengan un grado de humedad, en espacios de semi sombra. Se caracterizan por ser de color blanco y rosa, en algunas ocasiones un poco pálido y en otras un rosa fuerte e imponente, llegando a ser fiusha.

Anturio (Anthurium andraeanum)

Es una planta tropical muy empleada en el interior, en un lugar que sea muy luminoso, pero sin sol directo. Lo más notable son sus grandes flores acorazonadas de colores que varían entre rosa y rojo, aunque también es posible encontrarlas en blanco. Es una joya entre otras plantas. Resulta impresionante en grupos.

Sus flores pueden durar hasta dos meses y una vez marchitas, se eliminan desde la base para inducir la aparición de nuevas flores. En el mundo anglosajón, se le atribuían poderes afrodisíacos e incluso se ofrecía como símbolo de fertilidad a las jóvenes que deseaban quedarse embarazadas.

Las que nunca pueden faltar

Aunque no tiene forma de corazón, cuando se habla de querer expresar amor, lo primero que viene a la mente es una rosa. Por eso nunca puede faltar. Son las flores con las que se declaran los sentimientos y sus colores pueden manifestar un mensaje único, concreto y especial a esa persona a la que se la regalas.

La rosa roja, por ejemplo, es una flor que grita de pasión y puede entregarse como un ramo o como un camino de pétalos. Es un acierto siempre para regalar a tu pareja, a esa persona que amas con locura, especialmente en San Valentín.

Las flores son y serán siempre parte del lenguaje universal del amor, así que nunca pasarán de moda y siempre sacarán un suspiro a quien las recibe.

 

 

Dejar un comentario