Llámanos al 811-516-36-97 📞

Cómo preparar el jardín para la llegada de la primavera

La primavera está a la vuelta de la esquina; temporada en que las plantas salen de su letargo y recuperan su vigor y colorido. De ahora en adelante los días serán más largos y nos regalarán más horas de sol, las temperaturas aumentarán y se empezarán a apreciar los resultados de nuestro esfuerzo.

Para ayudar a florecer nuestro jardín en primavera es necesario aprovechar las últimas semanas del invierno con una serie de tareas sencillas, cuando aún podemos planificar y mantener un jardín que tiene ganas de florecer limpio y en orden.

Aunque en invierno no apetece salir mucho al jardín, y mucho menos a trabajar, a estas alturas ya empezamos a sentir el calor de la primavera así que empieza a regalarle algunos cuidados a tus plantas para que luzcan esplendorosas durante la próxima estación. Ellas nos compensarán con un colorido y floreado jardín primaveral.

Para que la recompensa sea mejor aquí tienes algunas tareas básicas para las próximas semanas de cómo preparar el jardín de cara al buen tiempo. ¡Ponte manos a la obra!

Época de siembra

Ahora que el invierno no acaba de irse, es momento de elegir qué plantas de primavera para jardín queremos ver florecer y ponernos a sembrar. Cada especie se debe abonar más tarde o más temprano, pero la siembra debe realizarse dos semanas antes de su auge.

Asegúrate de que las plantas tengan un espacio mínimo de 30 centímetros de distancia entre ellas para que puedan crecer y florecer adecuadamente. Si tus plantas están demasiado cerca se quitan los nutrientes, limitando su desarrollo.  

Dentro de la variedad de especies de flores de primavera que puedes plantar ahora las más populares son caléndulas, petunias, lilas, narcisos, nomeolvides y lirios.  

Cuidado con las plagas

Ahora es el momento idóneo de aplicar un insecticida para combatir las plagas, ya que nos encontramos a semanas de la temporada de aparición de pulgones, cochinillas y caracoles, entre otras. 

Las lluvias y el aumento en la temperatura son condiciones óptimas para el desarrollo de estas plagas, por lo que debes estar atento a los síntomas de tus plantas, aplicar fertilizantes en ramas y troncos, cortar el césped y cuidarte de la mala hierba. Así protegerás a tus plantas de no infectarse cuando llegue la primavera.

Controlar la mala hierba

Otro de los trabajos principales de cómo preparar el jardín para la primavera es controlar la aparición y desarrollo de la mala hierba. A estas alturas ya puedes comenzar a localizar y eliminar las hierbas malas que crecieron durante el invierno. Elimínalas con herbicidas o usando unos guantes de jardinería y la ayuda de una pequeña azada. Arranca cualquier señal de hierbajo que aparezca entre tus plantas.

Para que florezcan los jardines en primavera puedes darle forma a tus plantas mientras finaliza el invierno. Recorta las ramas sobrantes, dañadas o marchitas de tus rosales y arbustos, y retira las hojas enfermas o secas de tus plantas y flores.

 

Dejar un comentario